Con la reelección de Gustavo Madero como presidente del PAN, queda reducido a su más mínima expresión lo que quedaba del grupo del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, quien ya tenía todo dispuesto para lanzar a la gran arena política a su esposa, Margarita Zavala, a la que pretendía impulsar nada menos que como candidata del blanquiazul a la presidencia de la República, postulación que seguramente recaerá, en