Muy cuestinados han sido los funcionarios que el gobernador nombró en áreas neurálgicas por ser procedentes del interior de la República, como si no hubiera personas capacitadas y con el perfil idóneo ya sean nativos de Quintana Roo o con arraigo de 10, 15 o 20 años.

Por Raúl Caraveo Toledo                    @raulcaraveo

Carlos Joaquín González llegó a gobernador el 25 de septiembre de 2016, priísta de toda la vida, renunció los primeros días de febrero de 2016 antes de la nominación de candidatos al no ser favorecido por el PRI de Roberto Borge; el PRI nombró a Mauricio Góngora, Carlos Joaquín consideraba que ya le tocaba, que ya era su turno, en un  estado que las dinastias familiares eran las que imperaban en política. PRD lo recibió con los brazos abiertos y fue en alianza con el PAN; de un padrón de 926,135 votaron  500,555 electores,  el 54.% validos solo 486,404. Carlos Joaquín obtuvo 263,793 votos; Mauricio Góngora (PRI) 211,398; y José Luis Pech (Morena) 65,367. Claramente la diferencia entre Carlos y Mauricio fue de 52.395 anunciaba una debil legitimidad, sin embargo se crearon muy altas expectativas del supuesto “Gobierno del cambio”.

A casi seis años el saldo no es favorable al gobierno de Carlos Joaquín, dejará un estado con una deuda pública catalogada en “observación” por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Camara de Diputados. El indicador número 1 que es del Endeudamiento Público y Obligaciones sobre ingresos de libre disposición, tiene un porcentaje de 136.9% solo lo supera Coahuila con 155.8% gobernado por el priísta Miguel Riquelme Solis. A nivel peninsular Quintana Roo es el peor evaluado; los pasivos de sus Estados hermanos estan catalogados como “sostenibles” mientras que Quintana Roo tiene una deuda de 20 millones 647 mil pesos; Yucatán 8,322 y Campeche adeuda 2 millones 532 mil pesos. Asi mismo en el rango 3, de Obligaciones a corto plazo, proveedores y contratistas sobre ingresos totales Quintana Roo se encuentra en “rango medio”  y sigue siendo el peor evaludo de los Estados de la península.

Otra asignatura pendiente es la seguridad en el Estado, el gobierno de Carlos Joaquín proyectó e inaguró el “C5” (Centro de Coordinación, Control, Comando, Cómputo y Comunicación de Quintana Roo) que se construyó con un costo de 376 millones de pesos en 5,600 metros cuadrados, y que controla mas de 2,200 cámaras de videovigilancia, considerado el C5 más moderno de Latinoamérica., esto y su “Mando único” ¿Ha servido para abatir la delincuencia? Definitivamente no.

Muy cuestinados han sido los funcionarios que el gobernador nombró en áreas neurálgicas por ser procedentes del interior de la República, como si no hubiera personas capacitadas y con el perfil idóneo ya sean nativos de Quintana Roo o con arraigo de 10, 15 o 20 años.

Jesús Alberto Capella Ibarra, el cuestionado primer secretario de  seguridad en Quintana Roo, tijuanense, antes comisionado estatal de seguiridad en Morelos de 2014 a 2018, cesado por su presunta responsabilidad en la represión policiaca contra mujeres y familias de Cancún el 9 de noviembre del 2020.

En diciembre de 2018 Óscar Montes de Oca Rosales, ex funcionario de la PGJCDMX, fue designado fiscal general por los próximos 9 años, luego de que se modificó la Constitución estatal para permitir que una persona no nacida en el Estado de Quintana Roo pudiese ocupar el cargo. Esto lo hizo la XV Legislatura (2016-2019) de mayoría priísta (10) y panista (8). (Antes estuvo Miguel Ángel Pech que renunció en septiembre).

En en renglón de seguridad Quintana Roo ha sido evaluado por el Observatorio Nacional Ciudadano como la entidad que más delitos de alto impacto ha registrado de las 6 que tuvieron elecciones; además pasó a ocupar el décimo lugar en el ranking nacional de víctimas de homicidios dolosos; Quintana Roo ocupa el primer lugar nacional en carpetas de investigación por violación y el segundo lugar por feminicidio, por si fuera poco de 2016 a 2021 paso del sitio 21 al 4º (cuarto) con mayor cantidad de víctimas de trata de personas.

En sintesis para solo el área de seguridad, el retroceso es tremendo, entonces ¿qué gobernó?, ¿cómo gobernó?  Quien se anunciaba como un gobierno del cambio. Tremenda desilusión al cabo de la administración de Carlos Joaquín. Dirigentes empersariales como Raúl Villanueva Arguelles presidente de la COPARMEX sostiene que “se esperaba mucho” de la administración de Carlos Joaquín González, cuya labor dejó mucho que desear; “Las acciones gubernamentales están prácticamente detenidas. El gobierno que sale quedó a deber no sólo al Sur sino a todo el estado. Hubo la esperanza de que después de dos sexenios muy malos, la administración de Carlos Joaquín mejoraría las cosas, pero no fue así” .

 Gracias por su lectura y recomendación en redes sociales

 @raulcaraveo

*Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de la Facultad Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la  Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de  Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, escribe para Chicago, Illinois en  www.laprensaus.com  y www.vocesmigrantes.usy en México para www.insurgentepress.com.mx  www.gobernantes.com    www.revistadigitalqr.com.mx  www.diarionoticias.mx  www.sinlineamx.com   www.todoincluidolarevista.com  www.noticaribe.com

e-max.it: your social media marketing partner