139 políticos y funcionarios sin militancia han sido asesinados desde que comenzó el proceso electoral el pasado 7 de septiembre de 2020.

Según el Indicador de Violencia Política en México (IVP) de la consultora Etellekt, se han registrado 238 agresiones contra personas políticas, de las cuales 61 han sido asesinatos. 

El caso más reciente es el de Ivonne Gallegos Carreño, candidata del PAN a la presidencia municipal de Ocotlán de Morelos, en Oaxaca.

La candidata fue asesinada en un ataque a balazos en Santo Tomás Jalieza el sábado 20 de marzo sin que se sepa más información al respecto.

Entonces, de acuerdo con el IVP, de los políticos asesinados, 18 aspiraban a puestos de elección en Veracruz (7), Guerrero (4), Quintana Roo (2), Guanajuato (1), Chihuahua (1), Chiapas (1), Jalisco (1) y Oaxaca (1). 

De estos candidatos, 15 eran hombres y tres mujeres.

Respecto a su afiliación política, 13 de los asesinados pertenecían al PRI, 10 a Morena, 9 al PRD, 8 al PAN, 6 al PVEM y 4 a Movimiento Ciudadano.

Los 11 restantes estaban afiliados a otros partidos políticos nacionales y locales.

Gráfico: Etellekt Consultores.

Estrategia de seguridad

En consecuencia, el gobierno federal anunció el 4 de marzo una estrategia de seguridad para los candidatos y aspirantes a algún puesto político.

Por ello, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), indicó que instalará mesas de trabajo con los tres niveles de gobierno.

Esto será especialmente en los municipios, donde los actores políticos de esas zonas suelen ser los más vulnerables.

También habrá acciones de blindaje y protocolos territorializados para la protección de los candidatos y aspirantes.

Desde el anuncio de esta estrategia, asesinaron a seis aspirantes a alcaldías en los siguientes municipios:

Gráfico: Etellekt Consultores.

Del total de personas asesinadas, 78 corresponden funcionarios sin militancia o aspiraciones políticas que perdieron la vida en atentados, como el caso de un capacitador del INE en Fresnillo, Zacatecas.

El  mayor número de estos casos ocurrieron en los estados de Zacatecas, Guerrero, Morelos y Sinaloa. 

De los 139 asesinatos de políticos y funcionarios sin militancia o aspiraciones, el 12% ocurrió en Veracruz. 

Los estados que le siguen son Guerrero, Morelos, Guanajuato, Zacatecas, el Estado de México y Oaxaca. 

El índice de Etellekt Consultores puede consultarse aquí.

Fuente: Animal Político.

e-max.it: your social media marketing partner