Lo dejó vivo y regresó por él muerto. Por el descuido de su padre, el pequeño Santiago Hernández Gómez, de 10 años de edad, perdió la vida la tarde de este viernes en un balneario ubicado en la Zona Continental de Isla Mujeres. 

Sin contar con vigilancia de un adulto, el menor permaneció varios minutos sumergido en el agua, por lo que al llegar los paramédicos ya era demasiado tarde.
Los hechos se registraron alrededor de las cuatro de la tarde de este viernes cuando las diferentes dependencias de seguridad recibieron una alerta del número de emergencias 066 para verificar el reporte de un menor ahogado en el balneario "Los Delfines", ubicado en la colonia irregular "San Román", en la Zona Continental de Isla Mujeres. 
De inmediato, elementos de la Policía Municipal, Protección Civil de Isla Mujeres y paramédicos de la Cruz Roja Mexicana se trasladaron al lugar, en donde al arribar encontraron fuera de la alberca el cuerpo inerte de un menor, mismo que ya no contaba con signos vitales, por lo que notificaron a las autoridades correspondientes. 
Al arribar, agentes de la Policía Judicial del Estado (PJE) se entrevistaron con S.H.G., de 37 años, quien mencionó que desde la una de la tarde llevó a su hijo Santiago Hernández Gómez, de 10 años de edad, al citado lugar y lo dejó solo en la alberca, porque él se regresó a su casa.
Señaló que se enteró que su hijo estaba mal cuando una persona acudió a su domicilio para informarle que su primogénito se había ahogado en la alberca, por lo que llamó al número de emergencias; sin embargo, al arribar los paramédicos el menor ya no contaba con signos vitales.
Después de escuchar a los angustiados padres, las autoridades levantaron el cuerpo para trasladarlo al Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de ley, lugar donde permanecerá hasta ser reclamado. 
En la zona se juntaron familiares y amigos del menor, quienes con llanto pedían pronta resignación y cuestionaban las decisiones del Señor.

e-max.it: your social media marketing partner