CANCÚN.- La estructura de defensa del voto de Movimiento Ciudadano (MC) está siendo comprada por los partidos que postulan a dos candidatas a la gubernatura del estado, un hecho que refleja lo mucho que les preocupa el avance que han tenido en esta campaña los aspirantes del partido naranja, y por ello recurren a este tipo de acciones deshonestas, que deberían de ser investigadas por las autoridades correspondientes. 
 
Así lo señaló el candidato de MC a gobernador de Quintana Roo, José Luis Pech Várguez, al asistir al acto en el que firmó los Compromisos por la Transparencia, promovidos por los integrantes de la Asociación Ciudadanos por la Transparencia, a quienes les dijo estar de acuerdo con sus planteamientos y calificó de muy valiosa la labor que realizan, pero les advirtió que es insuficiente, debido a que es un hecho que ahora no se gobierna mejor que antes y habría que establecer medidas ciudadanas para garantizar que de manera efectiva empecemos a tener mejores gobiernos, los cuáles deben de arrancar por respetar el voto y no comprarlo, como también lo están haciendo con las estructuras de MC los partidos de Mara Lezama y Laura Fernández. 
 
El Dr. Pech indicó que lamentablemente quienes han llegado al gobierno siguen encontrando formas para simular ser transparentes y dar resultados, pero en realidad siguen abusando del poder y de los recursos públicos, haciendo negocios personales que afectan a la sociedad, al medio ambiente y al manejo correcto de las finanzas públicas. 
 
Puntualizó el candidato del partido naranja que la muestra más clara de todo esto, es lo que ha ocurrido en las últimas administraciones estatales, las cuales no solo han dejado una enorme deuda pública, que al término de este gobierno estatal rondará los 29 mil millones de pesos, sino que además, toda esa carga financiera, que ahora le cuesta al estado dos mil 500 millones de pesos al año, no se ha reflejado ni en obra pública trascendente, ni en proyectos sociales o de infraestructura de largo alcance, y menos en beneficios para la población y su entorno. 
 
Agregó el Dr. Pech que ahora quienes financian las campañas electorales ya no son, como antes, los contratistas o empresarios interesados en convertirse en los proveedores de gobiernos; ahora quienes pagan para apoyar candidatos son los malos, es decir las mafias, que no están interesadas en la realización de obras públicas, sino que buscan tener facilidades para sus actividades delictivas, como la venta de drogas y otros ilícitos. 
 
Ante todos estos hechos, el Dr. Pech destacó la labor de organizaciones como Ciudadanos por la Transparencia, las cuales estimó deben fortalecerse para que ayuden al establecimiento de buenos gobiernos, de gobiernos decentes, como el que propone Movimiento Ciudadano en Quintana Roo.
e-max.it: your social media marketing partner