Durante años diversos estudios se enfocaron en encontrar perjuicios, si hallar beneficios, alrededor del consumo de café, sin embargo, estos no tomaban en cuenta otras características de las personas estudiadas, como el sedentarismo o el consumo de tabaco, que suele acompañar a los grandes bebedores de café. 

Después de tomar en cuenta estos factores, los científicos hallaron una asociación más interesante: el consumo regular de café y la disminución de la mortalidad, según indica la Clínica Mayo de Estados Unidos.  

Tras varios años de estudios, investigadores determinaron que tomar café regularmente puede ofrecer protección contra enfermedades como: diabetes tipo 2, ataques al corazón, accidente cerebrovascular, enfermedades hepáticas y Parkinson. 

También ayuda a disminuir las probabilidades de sufrir melanoma, varios tipos de cánceres; de hígado y próstata, e incluso podría prevenir el suicidio. 

Según los últimos estudios respecto a esta sustancia, y su ingrediente principal la cafeína, es que tiene un efecto tranquilizador en quién lo bebe.

Dichos estudios también sostienen que el consumo diario de cuatro o cinco tazas de café de 236 mililitros, equivalentes a 400 miligramos de cafeína, conlleva a una reducción de las tasas de mortalidad. 

En una investigación de más de 200 mil participantes, al cual se dio seguimiento durante 30 años, las personas que bebieron de tres a cinco tazas de café al día, con o sin cafeína, fueron 15 por ciento menos propensas a morir prematuramente, por cualquier causa, sobre aquellos que evitaron el café. 

Además se registró una reducción de un 50 por ciento del riesgo de suicidio entre los hombres y las mujeres que eran consumidores moderados de café, probablemente por la estimulación de la producción de químicos cerebrales que tienen efectos antidepresivos.

No sólo la cafeína, que es uno de los más de mil químicos en el café, tiene beneficios en la salud, pues algunos de estos se hallan en los polifenoles y antioxidantes.

Los polifenoles pueden inhibir el crecimiento de células cancerosas y reducir el riesgo de diabetes tipo 2, mientras que los antioxidantes, que tienen efectos antiinflamatorios, pueden contrarrestar las cardiopatías y el cáncer.

Fuente: Reporte Indigo.

e-max.it: your social media marketing partner