A través de un comunicado, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer la posición de México en cuando a la ingesta de refresco, además de resaltar los padecimientos que provoca el exceso de su consumo.

Un estudio publicado por la Universidad de Yale, indicó que México es el primer consumidor de refrescos en el mundo con una ingesta de 163 litros al año por persona, cantidad que supera el consumo por persona en Estados Unidos con 118 litros.

De acuerdo con Florence L. Théodore, del Instituto Nacional de Salud Pública, la ingesta de este tipo de bebidas azucaradas puede provocar obesidad, diabetes tipo 2, derrames cerebrales, enfermedades arteriales coronarias, óseas, artritis reumatoide, envejecimiento prematuro, adicción y otros padecimientos más

Indicó que durante la conferencia La construcción del consumo de los refrescos en México, que se llevó a cabo en el Instituto de Investigaciones Sociales (IIS), “en promedio, una familia mexicana destina 10 por ciento de sus ingresos totales a la compra de refrescos; 24 por ciento a otros alimentos y bebidas; y 66 por ciento a vivienda, educación y vestimenta, entre otros”.

Además de reiterar que otra alarmante cifra es la de las comunidades rurales, donde 7 de cada 10 niños desayunan con refresco.

Información de la UNAM, indica que su consumo implica altos costos al erario público por tratamiento de enfermedades asociadas, las cuales derivan en menor productividad laboral, gastos importantes para la población y pérdida de la calidad de vida.

Fuente: Reporte Indigo.

e-max.it: your social media marketing partner